domingo, 28 de noviembre de 2010

Larrosa


Este domingo por la tarde (breve tarde ya en estas fechas) hemos recorrido el camino desde Acín de la Garcipollera hasta Larrosa, pueblo abandonado de este valle que fue desalojado para plantar pinos. Mucho frío, sobre todo a la sombra, aunque el sol tampoco calienta mucho. Todas las umbrías siguen cubiertas de nieve y escarcha, y es un placer caminar por el bosque atravesado por lo rayos de sol opblicuos de una tarde de puro invierno (aunque estemos todavía en otoño).




sábado, 27 de noviembre de 2010

Cotefablo-Pelopín

Hoy he aprovechado 4 horas por la mañana para hacer una excursión que me gusta mucho con esquís de travesía. Se trata de subir al monte Pelopín desde el puerto de Cotefablo. Este último año han abierto una pista que sales desde la misma boca Este del túnel, y que siguiéndola permite llegar cómodamente hasta el collado que queda justo encima del túnel de Cotefablo. Desde ahí, siguiendo el lomo y luego la pendiente siempre en dirección sur, se llega a la cordal que une las cimas de Erata (al W) y Pelopín (al E).

Una bonita excursión para disfrutar de la montaña media nevada, en soledad, escuchando el canto de la perdiz pardilla. Para días con mucha nieve reciente y que en alta montaña puede haber peligro de aludes. Muy recomendable. La mayor parte de las veces no se esquía mucho, pero cuando hay mucha nieve se puede bajar por el barranco que se ve en el centro de la primera foto, que te deja en el mismo inicio de la excursión.
Amanece en el pico de Otal o Arañoneras
Y uno ya se puede "aforrar"
No es lugar para vacas...
Esta pobre vaca estaba perdida en la cordal Erata-Pelopín, con temperatura bajo cero al sol, por lo pisoteado que estaba todo se veía que no se había movido en mucho tiempo y tenía pinta de estar ciega. No parecía quedarle mucho de vida, con esas temperaturas y sin comida.
El paisaje desde este sitio es espectacular...

lunes, 22 de noviembre de 2010

Inauguración de la temporada de esquí

Este sábado pasado, nos juntamos una buena cuadrilla con el "ansia" del esquí de travesía. Así que a pesar del tiempo de perros, nos fuimos para Astún y subimos a la Raca con David, María, Pala, Lombás, Olatz, David, Marta, Fer, y unos amigos. Solo un par de fotos para ir viendo cómo está la cosa por allí arriba. De la mitad para arriba, no se veía nada por la niebla, así que ni fotos ni ná.

domingo, 14 de noviembre de 2010

¡YESA NO!

Yo no soy de Artieda, pero tengo un sueño.

En mi sueño bajo desde mi casa en Jaca al río Aragón y desciendo en canoa por sus aguas, rápidas pero amables, que me llevan río abajo. El soto es alto y a mi paso me sobrevuelan, salidas de los árboles, bandadas de garzas y aguiluchos y milanos y águilas y aguilillas y martines y miles más. En mi sueño cruzo las confluencias de los ríos Lubierre, Estarrún, Subordán, Veral, Esca...y sigo bajando.

Al pasar a la altura de Esco veo humo en la chaminera del albergue botánico. Es pronto, pero preparan ya la comida para los holandeses que fotografían orquídeas.

Llego hasta la confluencia del Regal que por mi izquierda viene con poca agua. Una pareja hace footing por el Camino de los Arrieros, bajo los álamos. Me saludan. Desde este punto, los álamos y los chopos crecidos apenas me dejan ver la fachada acristalada del balneario de Tiermas, justo antes de pasar bajo el puente que lo comunica con Ruesta.

El río baja ya muy tranquilo, trazando amplios meandros, y me tengo que esforzar más en remar que en sortear los rápidos.

Atraco la canoa junto al antiguo corral de Martínez, hoy convertido en centro de interpretación del parque cultural “Camino de Santiago - Río Aragón”. No muy lejos el valle se estrecha y empiezan los rápidos donde estaba la antigua presa de Yesa. Aún se pueden ver las ruinas. Este sitio me recuerda a Jánovas.

Es el año 2080, y desde que a principios de siglo derribaron la presa prácticamente todos los sedimentos finos han sido removidos por el río. La vega está llena de frutales y campos de cáñamo, que se usa en casi todas las construcciones. Hay casetas para las huertas y el paisaje es amable, aunque una densidad demasiado alta de tendidos eléctricos lo afea un poco.

Aprovecho el momento para darme un baño en el río Aragón. Salgo del agua empapado. Las gotas sobre mi piel son lágrimas: lágrimas antiguas, lágrimas con canas y arrugas, lágrimas de Parkinson y Alzheimer, lágrimas del siglo XX.

En mi sueño hay un sol que seca esas lágrimas. Un sol que brilla mientras el agua canta, salta y murmura en sus remolinos ecos de antiguas batallas, de pancartas y conciertos, de viajes y pegatinas, de las que ya casi nadie se acuerda.

Yo no soy de Artieda. Pero tengo un sueño.



Daniel Goñi

Jaca, 6 de marzo de 2007



Fotos de la manifestación "YESA NO" 14 noviembre 2010:




domingo, 7 de noviembre de 2010

En pleno otoño

Ya estamos en pleno otoño. La previsión del tiempo anuncia nevadas muy cerca, el invierno ya está a la vuelta de la esquina. El río Gas se alimenta de lluvia amarilla y nosotros caminamos hasta la ermita de Santa Cruz, muy cerca de Jaca. Con viento fuerte y frío que trae, ya se ven a lo lejos por el oeste, nubes cargadas de...nieve.







video

sábado, 6 de noviembre de 2010

Sobre garbancitos en Vadiello

Hoy hemos estado David y yo escalando en Vadiello. Peleándonos con esta roca tan peculiar y sus malditos garbancitos. Magnífica mañana en el sector Suerte Negra.
David en el primer largo de No Seas Moña

Yo en el primer tramo del segundo largo de la vía Suerte Negra. Los pies van casi todo el rato sobre pequeños garbanzos.

David en Jareta, un V+ peleón.

Para terminar, Manto Gris.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Trincheras en el yeso

Ayer martes estuve en algún lugar entre Fuentes de Ebro, Burgo de Ebro y Belchite, realizando una prospección botánica. Botánicamente no hubo ninguna sorpresa o peculiaridad concreta del sitio. No por ello, deja de ser interesante esta vegetación adaptada a la máxima aridez y suelos tan químicamente estresantes como los del yeso. Pero lo que sí me llamó la atención fue que el lugar que estuve pateando estaba totalmente lleno de brechas o zanjas en el terreno, que no eran otra cosa que trincheras de la guerra civil. Las posiciones debían de ser importantes, porque la abundancia y extensión de las trincheras es espectacular.






Bastante lejos del sitio, saqué esta imagen de la planta que fui a prospectar: Krascheninnikovia ceratoides:




Elegir carreteras secundarias para volver a casa, a veces te permite pararte a contemplar atardeceres como éste:



lunes, 1 de noviembre de 2010

Paseando con el arcoiris

Hoy hemos paseado hasta Ipas desde casa


El tren va a Canfranc, nosotros a Ipas.

Al principio sol, luego lluvia, viento, lluvia, sol...y claro, el arcoiris se ha venido a pasear con nosotros.







Un secreto: al final del arcoiris no hay ningún caldero de oro. Lo que hay es bastante barro. Eso sí: cuando llegas a casa y te quitas el calzado con barro, te pones los pantalones secos y pones encima de la mesa el caldero con la comida...mmmmmmm!!!...ese barro vale oro.



Monte Rosa y Lyskamm, agosto de 2010

Con unos meses de retraso, pero ahí van unas fotos de la actividad de los Alpes que hicimos este pasado agosto en el Monte Rosa: Rafa, Pala, David, Ioseba, Nemesio y yo.

Las fotos son cortesía de: David, Ioseba y Pala ¡Gracias!

Nada más llegar al valle de Gressoney, el mismo sábado 7 de agosto nos enteramos del tiempo que iba a hacer y como había dos o tres días de buen tiempo, reservamos plazas para dos noches en el refugio Gnifetti.




El domingo por la mañana, cogemos el primer teleférico y nos llegamos hasta el refugio Gnifetti. Tenemos todo el día por delante, así que decidimos seguir más arriba para aclimatar.





En las proximidades de la Pirámide Vincent (al fondo) decidimos primero subir a un promontorio de roca que hay en medio del glaciar al que algunos llaman "cima": el Balmenhorn.



Para llegar a este picacho hay que subir estas escalinatas. Arriba hay un cristo que te cagas y un refugio.


Desde la cima del Balmenhorn o "zurrullospitze", detrás se ven el Corno Negro (en primer término) y el Ludwigspitze (al fondo), y al otro lado la Pirámide Vincent (foto de abajo). Tras algunos dimes y diretes, decidimos ir a la Pirámide Vincent y dejar los otros dos para el día siguiente.


En la cima de la Pirámide Vincent. De aquí al refugio, que para primer día ya vale.



Al día siguiente, nos metemos de lleno en el macizo, y nos dirigimos, tras dejar a la izquierda el collado de Lys (Lysjoch), hacia la cima más elevada de este sector del Monte Rosa: la Zummsteinspitze. En una parada a mitad de camino, el sol se "posa" sobre la punta Parrotspitze.



La última crestita al Zummsteinspitze la hacemos desencordados y jadeando bastante.



En la cima de Zummsteinspitze.



Vista desde la cima de Zummsteinspitze. Se ve delante el Parrotspitze, que lo atravesaríamos de izquierda (este) a derecha (oeste) según se ve la foto. Pero primero pasaríamos por la punta Margarita (o Signalküppe), que queda fuera de la foto, a la izquierda. En esta punta, poco menos elevada que la Zummstein, hay un refugio enorme. Para mi gusto, una estupidez enorme. Pero nos tomamos un té de tres euros y yo batí mi record de defecación en altitud.



La arista de la Parrotspitze es preciosa.



No hay una cima propiamente dicha, es una arista horizontal, donde no nos planteamos siquiera romper la "fila india".



Así que seguimos bajando, ya con el subidón de esta bonita cabalgada a más de 4.000 m, hacia dos picos más, los que veíamos el día anterior creca de "Zurrullospitze", con el Lyskamm enfrente.


Así, ya con el cuerpo bastante cansado, subimos la crestita de Ludwigspitze. Al fondo no dejamos de ver la arista oriental del Lyskamm, a la que iremos el día siguiente.


El Corno Negro se levanta pocos metros, pero es empinado y divertido. Hay que afianzar bien cada paso, pero es fácil porque hay unos buenos escalones tallados.

El martes nos dirigimos al Lyskamm.


Primer tramo de la arista este del Lyskamm, sobre el Lysjoch.


La arista del Lyskamm, en su tramo intermedio, horizontal, aéreo, espectacularr!!!!


Después del tramo horizontal, la pala que lleva a la cima del Lyskamm, la cogimos con muy buena nieve.


En la cima del Lyskamm oriental.


Vista desde la cima del Lyskamm oriental. Se ven, de izquierda a derecha, los 5 picos que habíamos subido el día anterior: Zummsteinspitze, Signalküppe(o Punta Margarita), Parrotspitze, Ludwuigspitze y Corno Negro (casi fuera de la foto). Debajo, la arista que acababamos de subir, con algunas cordadas que ya bajaban.
Ese mismo día por la tarde se empezaba a estropear el tiempo. Con mala previsión para todos los Alpes y para todo el resto de la semana, decidimos volvernos, con el buen sabor de boca de estos tres días espléndidos.

Hay que coger fuerzas para seguir conduciendo toda la noche...