domingo, 26 de diciembre de 2010

Ibón de Serrato

En estas entrañables fechas, tan señaladas, entre empacho y empacho hay que hacer como que uno se cuida. Y aprovechando el día de buen tiempo y gélido anticiclón, he podido salir una mañanita con Pala, David, Lombás, Fer y Curro. La meteo daba riesgo 4 de avalanchas por encima de 2.200 m, así que la intención era ir a ver cómo estaba la cosa, sin demasiadas pretensiones. La ladera por la que hemos subido no estaba demasiado cargada de nieve. Sin embargo, sí que estaba venteada y en algunos sitios ya se veían algunas placas de viento que no daban muy buen rollo.

Delante va Lombás...y los demás por detrás.



Atasco en las vueltas maría, debido a nieve poco consitente



Algunos canteos exigen tensión...¿dónde están esas cuchillas?

Foqueando contra el viento


Junto al Ibón de Serrato o Labaza inferior, vemos que además del mucho viento, por arriba la nieve puede estar peligrosa, y decidimos bajarnos. En la primera parte, hasta el comienzo del bosque, enlazamos palas buenas y disfrutamos de la bajada, aunque de vez en cuando la nieve cambia súbitamente y nos damos algún trompazo. Aquí podéis ver dos vídeos de la bajada:

video

video

domingo, 12 de diciembre de 2010

Grosín, casi

Hoy hemos aprovechado el buen tiempo y que la nieve se ha ido de las cotas medias para ir hacia el monte Grosín desde el puerto de Borau. Muy buen tiempo y el camino, que es una pista, bastante embarrada. Como teníamos poco tiempo, nos hemos dado la vuelta cerca del collado de Grosín, en el desvío del camino que baja a Castiello.


Es un paseo muy recomendable, con unas vistas muy buenas (para mí las mejores) de los valles del Aragón y Borau simultáneamente.

En los pinos, se observan abundantes "nidos" de procesionaria y bastante muérdago, que como corresponde a estas fechas cercanas al solsticio de invierno, está en fruto.

lunes, 6 de diciembre de 2010

Molino de Abay

El sábado por la tarde, como hacía bueno y anunciaban malo para el resto del puente, nos fuimos a dar un paseo por los alrededores de Jaca, con Mari y Guille. Fuimos al molino de Abay, desde el Rompeolas de Jaca, bajando primero al puente de San Miguel.




El camino viejo a Abay está arreglado y es muy agradable, rodeado de campos y con el magnífico soto del río Aragón muy cerca en todo momento.





Una vez que se llega al molino, junto a un barranco que tiene una pasarela para cruzarlo, se tuerce a la izquierda por un senderito que va pegado al cauce de éste.




Así, se llega al puente colgante sobre el río Aragón. Aquí viene lo más "extremo" de la excursión, pues sobre el puente un cartel dice: PASARELA EN MAL ESTADO. NO PASAR. Así que pasamos.



A partir de aquí se va haciendo de noche, hace un frío que pela y al final acabamos usando las frontales, que las traíamos a sabiendas que en esta época del año la tarde es muy corta y se te hecha la noche encima.

sábado, 4 de diciembre de 2010

Cuzcuruzuelo

Jasa es un pueblo con un término municipal bastante pequeño. Dentro de éste y justo encima del pueblo, está la montaña a la que le ha tocado hoy, el Cuzcuruzuelo. Lo conocía ya de cuando hice el mapa de hábitats, y tenía fichada una posible ruta con esquís de montaña para cuando hubiera mucha nieve reciente. Y hoy había mucha nieve. Y reciente.
He comenzado desde la misma carretera, desde la Fuente del Bosque, un poco más abajo de los Corralones, en la carretera entre Aragüés y Lizara. La primera mitad de la subida se hace por pista, que está intacta. Unos corzos me miran y tardan en escapar "¿qué se le habrá perdido a éste aquí?".
La pista buena se deja al llegar auna zona de pastos y con corrales, que como bien indica el cartel del Parque Natural es "Zona Ganadera". La conozco del verano y sí, en esa época están aquí las vacas y se llega hasta aquí en coche. Pero hoy, esa zona ganadera es también zona esquiable...En un Parque Natural...sin telesillas...¿algún problema? Junto a la cabaña, las gabardas o tapaculos (Rosa sp.) bien maduritas alimentan a los pájaros que permanecen en invierno por aquí.
Más arriba, atraviesas el pinar de pino negro más extenso del los valles occidentales del Pirineo aragonés. Al subir por aquí... ¿ya sabes por dónde vas a bajar, no?
Los pinos llegan hasta la misma cima del Cuzcuruzuelo, al que solo le faltan 10 m para alcanzar los 2.000. Casi 800 m de desnivel desde el coche.


¡Hasta aquí hemos llegado!
Ahora toca bajar..


Pura nataaaa!!!!!!


Al final la pista se hace un poco pesada, porque la nieve está muy lenta, y donde hay poca pendiente hay que remar y soltar la talonera para bajar en "estilo clásico" de esquí de fondo. Pero ha merecido la pena. ¡Para repetir!